fbpx

Seminograma: qué es, en qué consiste y cómo interpretarlo.

El seminograma es el estudio básico de una muestra de semen. Este análisis nos ayuda a definir el potencial fértil del hombre, ya que determina las características físico-químicas del semen, así como la concentración y movilidad de los espermatozoides. A continuación te explicamos cómo interpretarlo correctamente.

 

Sin embargo, aunque un seminograma normal confirma que el semen cumple con los parámetros considerados normales, no garantiza que el esperma sea capaz de fecundar los ovocitos correctamente. Del mismo modo, los hombres con variables seminales más bajas que las de referencia pueden ser fértiles.
Normas de obtención de la muestra de semen y procesado:

Se recomienda una abstinencia sexual de 3-5 días antes de la recolección de la muestra. El semen debe obtenerse por masturbación, bajo las medidas de higiene adecuadas. Es importante recoger toda la eyaculación sin perder semen. Es necesario notificar si la muestra está completa o incompleta. En el momento de la entrega de la muestra es necesario notificar cualquier medicamento que se esté tomando o si se ha sometido a cualquier proceso febril antes de obtenerlo. Y también informar en caso de padecer alguna ITS (Infección de Transmisión Sexual).

El semen obtenido se analiza tanto nivel macroscópico (se mide el pH, el volumen, el color, la densidad del semen, y la licuefacción) como a nivel microscópico (se estudia su concentración, movilidad, morfología, vitalidad y la presencia de otros tipos celulares). Todos estos aspectos son plasmados en un informe, a partir del cual se valora la fertilidad masculina.

 

Valores mínimos según la OMS:

La OMS publicó en 2010 unos valores seminales de referencia, por debajo de los cuales la muestra de semen es considerada fuera de la normalidad. Los valores mínimos para considerar una muestra de semen como normal son los siguientes:

  • pH: la muestra de semen debe tener un pH de entre 7,2 y 8,0.
  • Volumen: la muestra de semen debe tener un volumen superior a 1,5 ml de esperma.
  • Concentración: es fundamental que la cantidad de espermatozoides sea elevada, para asegurar que al menos uno de ellos llega hasta el óvulo y lo fecunda. Se considera normal una concentración superior a 15 millones de espermatozoides/ml de esperma.
  • Cantidad de espermatozoides: para facilitar el embarazo, la cantidad de espermatozoides expulsados en la eyaculación debe ser de al menos 39 millones.
  • Movilidad espermática: los espermatozoides son depositados en la vagina y desde aquí han de llegar hasta el óvulo, situado en las trompas de Falopio. Por esta razón, es importante que tengan capacidad de movimiento. Se recomienda que al menos el 40% de los espermatozoides de la muestra de semen se mueva y que más del 32% lo haga de una forma progresiva, es decir, avanzando hacia el óvulo.
  • Morfología: para que el espermatozoide pueda penetrar en el óvulo y dar lugar al embrión, es imprescindible que tenga una forma adecuada en relación a su cabeza, cuello y cola. La OMS considera normal una muestra con más del 4% de los espermatozoides con una morfología normal.
  • Vitalidad: más del 58% de los espermatozoides deben estar vivos, del contrario, se dificulta la fecundación del óvulo.
  • Leucocitos: una muestra con más de 1 millón de leucocitos/ml suele indicar infección y ello puede afectar a la calidad seminal.

 

Diagnósticos según los parámetros de un seminograma:

Cuando una muestra seminal posee todos los valores dentro de la normalidad, el diagnóstico es NORMOZOSPERMIA. Cuando algunos de estos valores se encuentran por debajo del valor normal, podemos obtener diversos diagnósticos:

– HIPOSPERMIA: volumen del eyaculado inferior a 1.5 mililitros.
OLIGOZOOSPERMIA: concentración de espermatozoides inferior a 15 millones/ml.
CRIPTOZOOSPERMIA: concentración espermática inferior a 1 millón/ml. Espermatozoides solo visibles después de un proceso de centrifugado.
ASTENOZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides móviles inferior al 32%.
NECROZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides vivos inferior al 58%.
TERATOZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides con morfología normal inferior al 4%.
ASPERMIA: cuando el hombre no es capaz de eyacular, es decir, cuando el volumen de semen eyaculado es cero.

Otra posibilidad es que en la muestra seminal a analizar no se observe ningún espermatozoide. En este caso el diagnóstico es AZOOSPERMIA.
También es posible que un hombre padezca varias anomalías simultáneamente. En cualquier caso, si se encuentra alguna alteraciónhttps://www.conceptum.es/contacto, se recomienda realizar más de un seminograma, separados entre dos y tres meses, para confirmar el diagnóstico.

 

En Conceptum Fertilidad puedes salir de dudas. Puedes contactar con nosotros para realizarte tu propio seminograma. Contacta con nosotros

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita