fbpx

Embarazada en verano: claves para disfrutar de un embarazo seguro.

Las altas temperaturas y la humedad durante los meses de verano pueden ser difíciles de soportar, especialmente si te encuentras en los últimos meses de embarazo. Por eso, hoy te damos varios consejos para que estar embarazada en verano no sea tan frustrante.

 

El calor y la humedad en los meses de verano, dependiendo de la zona del mapa en la que vivas, puede dar lugar a la fatiga y el cansancio, que se intensifica aún más si te encuentras en período de gestación. Pero tranquil@s, hoy os vamos a compartir unos consejos para disfrutar del verano estando embarazada. Léelos a continuación:

 

1)  Evita la luz solar directa y protege la piel del sol con crema solar

Si estás embarazada es recomendable que salgas al aire libre evitando la luz solar directa. Lo más recomendable es pasear por la mañana o a última hora de la tarde y mantenerte a la sombra durante el mediodía. Pero si te apetece estar un día en casa combate el calor, tanto como sea posible, con el aire acondicionado. Pero recuerda, no es saludable estar así todo el día.

No olvides echarte protector solar antes de salir de casa. Durante estos meses, tu piel se encuentra mucho más sensible debido a las hormonas, así que es especialmente importante que la protejas más que nunca.

 

2)  Mantenerte bien hidratada

Beber mucha agua es importante para cualquier persona, sobre todo en verano, pero especialmente si estás embarazada. Se recomienda beber un 50% más de agua en comparación a cuando no estás embarazada. Beber agua con frecuencia facilita la eliminación de exceso de líquido y de toxinas del organismo. La retención de líquidos es algo habitual durante el embarazo y, aunque parezca contrario, lo más recomendable es beber muchos líquidos. Si te aburres del agua, agrega algunos trocitos de limón que, además, te proporcionarán una dosis de vitamina C.

 

3)  Evita las comidas pesadas

Intenta evitar las comidas copiosas para no sentirte más pesada. Facilitar las digestiones es importante para estar más cómoda y sentirte más ligera. La fruta fresca de temporada, además de aportar un montón de vitaminas y energía, es una comida perfecta para cualquier momento del día, y en verano es ideal, porque se digiere muy rápido.

 

4)  La piscina y la playa tus mejores aliados

Báñate en la piscina, la playa o date varias duchas al día te ayudará a combatir las altas temperaturas del verano. Si quieres hacer ejercicio opta por el aquagym. Es un ejercicio excelente para las mujeres embarazadas para mejorar la circulación durante estos meses y mejorar el tono muscular. De esta manera no pasarás tanto calor y te mantendrás fresca durante más tiempo.

 

5)  Usa ropa ligera y transpirable

Usa prendas ligeras que te ayuden a combatir el calor. Es importante que prestes atención al material con el que están confeccionadas para evitar ropa que no transpire y que te hará sudar más. Los tejidos naturales son ideales para esta época, el lino y el algodón no te darán calor y te ayudarán a estar fresca durante todo el día.

 

6)  Eleva los pies

La hinchazón en los pies, las piernas y los tobillos es un problema muy común en las embarazadas. Aprovecha cada oportunidad que tengas para elevar los pies por encima del nivel del corazón tanto como sea posible. Asimismo, puedes aliviar ese dolor si pones una toalla fría y húmeda sobre tus pies. También puedes probar la hidroterapia en una bañera o piscina donde sumerjas todo tu abdomen en el agua durante 20 a 30 minutos diarios.

 

7)  Encuentra ropa para tu bebé para verano

Si das luz en verano tu bebé también podrá vestir de forma más sencilla. Lo único que deberás tener cuidado es con los cambios de temperatura bruscos. Lleva siempre contigo una mantita para proteger al bebé los fuertes aires acondicionados.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantenerte fresca, hidratada y cómoda durante esta época del año. Dicho esto, deja que te cuiden, sobre todo si te encuentras en los últimos meses de embarazo. Intenta disfrutar del verano en la medida de lo posible y relájate.

¡Recuerda que lo más difícil ya lo has logrado! Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita