fbpx

El embarazo bioquímico. Todo lo que tienes que saber.

El término embarazo bioquímico es desconocido para muchos y da lugar a una gran cantidad de preguntas en nuestras pacientes y/o parejas. Tales como: ¿qué es?, ¿qué consecuencias tiene?, ¿a qué se debe?, ¿supone un problema para conseguir un nuevo embarazo?, ¿cuándo se puede volver a intentar? Te lo respondemos todo en este artículo.

 

Algunas veces sucede que tenemos que llamar a nuestras pacientes para informar del resultado de un tratamiento de fecundación in vitro, les informamos de que la analítica de la beta-hCG ha salido positiva, pero que las noticias no son buenas y que las probabilidades de que el embarazo llegue a termino son ínfimas. Esta situación es difícil de gestionar a desde el punto de vista emocional y suele dejar una sensación agridulce a nuestras pacientes y/o parejas, que les resulta realmente difícil entender lo que está sucediendo.

Y es que, si realmente el test de embarazo ha dado positivo, ¿por qué no hay buenas noticias? Y si no hay buenas noticias, ¿por qué se debe seguir tomando la medicación? Pues bien, vamos a tratar de explicarlo todo con detalle a continuación.

 

¿Qué es el embarazo bioquímico?

Un embarazo bioquímico (también conocido como aborto bioquímico o microaborto), es un aborto precoz que sucede al cabo de pocos días de producirse la implantación del embrión. Es decir, lo que realmente ha sucedido, es que se ha producido implantación embrionaria en el útero. Es entonces cuando se empieza a sintetizar la hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) y, por esta razón, la prueba de embarazo sale positiva. Sin embargo, el embrión implantado ha dejado de evolucionar unos días después y el embarazo nunca llega a visualizarse ecográficamente.

 

Causas del embarazo bioquímico

Identificar cuál es la causa exacta que ha provocado la interrupción del desarrollo embrionario es difícil, debido a que los restos embrionarios son eliminados con la regla y no pueden ser analizados. No obstante, se conoce que algunas de las razones pueden ser las siguientes:

  • Anomalías anatómicas en el útero de la madre
  • Problemas hormonales.
  • Alteraciones genéticas en el embrión después de su fecundación.
  • Alteraciones genéticas en el óvulo o espermatozoide.
  • Estilos de vida de los padres poco saludables y estrés.

 

Síntomas del embarazo bioquímico

Los síntomas más habituales son el dolor abdominal, la expulsión de coágulos con la menstruación, pequeñas contracciones y dolor de espalda. No obstante, pueden no presentarse síntomas claros debido al escaso tiempo de gestación. Además, puede suceder que estos síntomas se confundan con la llegada del período menstrual.

 

Embarazo bioquímico y tratamientos de FIV

Es un error común asociar el embarazo bioquímico a un problema originado por un tratamiento de fertilidad. Los abortos bioquímicos se dan tanto en embarazos naturales como en embarazos procedentes de ciclos de FIV. La diferencia está en la percepción de estos microabortos, ya que en un embarazo bioquímico natural es más probable que éste pase desapercibido al no realizarse ningún test de embarazo y suele confundirse con un retraso en el período menstrual. Mientras que, las pacientes que se someten a un tratamiento de fertilidad conocen más acerca de los embarazos bioquímicos ya que se realizan un test de embarazo a las 2 semanas post transferencia de los embriones. De modo que el primer test sale positivo en niveles de beta-hCG pero, al hacerse un segundo test de confirmación unos días más tarde, se descarta el embarazo.

 

Datos importantes 

Es importante tener en cuenta que tras un embarazo bioquímico no es necesario tomar ninguna medicación o realizar un legrado. El ciclo menstrual vuelve a su normalidad 1 o 2 semanas después, siempre que los niveles de beta-hCG y progesterona en la sangre vuelvan a sus valores basales. Finalmente, hay que tener en cuenta que un embarazo bioquímico no disminuye las posibilidades de lograr una nueva gestación o embarazo. De modo que, una vez el ciclo menstrual se reanuda, se puede intentar un nuevo embarazo pasadas dos menstruaciones. No obstante, es recomendable consultarlo con un especialista y seguir sus indicaciones en base a las posibles causas que lo hayan originado y la situación emocional de la pareja.

 

En Conceptum Fertilidad contamos con un gran equipo de especialistas en el tema que te ayudarán a cumple tu sueño de ser mamá. ¡Visítanos ya!

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita