fbpx

Baja Reserva Ovárica: las 10 cosas que es importante que sepas

Cada vez es más frecuente que, debido al retraso de la maternidad, te diagnostiquen baja reserva ovárica en el momento en que estás intentando quedarte embarazada. Pero no te asustes. En este artículo vamos a decirte las 10 cosas que es importante que sepas al respecto.

La Baja Reserva Ovárica (BRO) afecta directamente a la fertilidad, debido a que indica que el número de óvulos potenciales para ser madurados y fecundados está por debajo del valor de referencia considerado como “normal”. No obstante, eso no quiere decir que no puedas ser madre. Coge papel y lápiz, y apunta:

    1. Causas por las que ocurre. El factor más importante y determinante es la edad de la mujer, que es inversamente proporcional a la reserva ovárica (RO): a mayor edad, menor reserva ovárica. Aún así, este problema también puede afectar a mujeres jóvenes. Este fenómeno se conoce con el nombre de fallo ovárico prematuro (FOP). Otras razones posibles son: tratamientos médicos o quirúrgicos, quimioterapia, contaminación ambiental, hábitos de vida poco saludables y algunas enfermedades, como la endometriosis.
    2. Detectarlo a tiempo es crucial. El estudio de la RO es sencillo y rápido. Es suficiente con realizar una ecografía transvaginal, entre el tercer y quinto día del ciclo menstrual, para hacer un recuento de los folículos que contiene cada ovario, y un análisis de sangre, para conocer los valores de diversas hormonas: la hormona folículo estimulante (FSH), que libera la hipófisis y se ocupa de activar los ovarios, la hormona antimülleriana (AMH), que libera el propio folículo ovárico, y el estradiol. Estas dos últimas están relacionadas con el proceso de desarrollo de los óvulos. Un valor alto de la primera (FSH) indica una baja reserva ovárica baja, ya que su nivel aumenta cuando detecta que hay pocos óvulos. Y, al revés, un valor alto de la AMH y del estradiol, en general, indican una buena reserva ovárica, ya que es una señal de que hay muchos óvulos en proceso de maduración.
    3. Cuándo se diagnostica reserva ovárica baja. Por lo general, los principales indicadores son: un recuento ≤ 4 ovocitos por ovario, o un total de 7 (sumando los de ambos ovarios) y niveles bajos de la hormona AMH (< 1 ng/ml).
    4. Efecto en la fertilidad. Las posibilidades de quedarse embarazada utilizando los propios óvulos se reducen, pero lo que más influye al final es la edad. Si tienes una baja reserva ovárica, pero menos de 35 años, tus posibilidades son mayores que si tienes más de 40. Por ello, aunque todavía no te plantees ser madre y tengas solo 30 años o menos, hazte una valoración con el fin de planificar mejor la maternidad.
    5. ¿Preservación de la fertilidad siendo joven y sin todavía querer ser madre? Es importante que valores tu caso en concreto con tu ginecólogo/a. Aunque si bien es cierto que preservar cuando eres joven tiene ventajas, ya que tus óvulos son de mayor calidad.
    6. Baja reserva ovárica a los 40 años, ¿es normal? Con la edad disminuye la RO, pero no todas las mujeres de 40 años tienen una “baja reserva ovárica”. Por ello cada caso debe analizarse siempre de forma individualizada.
    7. Ser madre con este problema: ¿embarazo natural o necesariamente por reproducción asistida? La respuesta es: depende, tanto de la edad que tengas como de la causa que lo haya ocasionado. Si el motivo es un FOP o un tratamiento de quimioterapia sí, porque es la única opción en estos casos y es probable que, si no has preservado, sea necesario recurrir a la ovodonación. Si el problema se debe exclusivamente a tu edad, se pueden valorar las diferentes opciones posibles con tu ginecólogo/a.
    8. Baja reserva ovárica y efecto en la tasa de embarazo en FIV. Tener una baja reserva ovárica no necesariamente afecta a las tasas de éxito de un tratamiento de FIV. No obstante, se suele obtener un menor número de ovocitos y de embriones viables, pero hay mujeres con baja reserva ovárica que responden bien a los tratamientos de estimulación hormonal y ofrecen óvulos de buena calidad.
    9. Número de ciclos y tratamientos de estimulación ovárica hormonal en pacientes con BRO. A día de hoy no hay un tratamiento empírico que mejore la reserva ovárica. Existen varios estudios en marcha, pero todavía son experimentales. Todo dependerá de cómo las pacientes respondan a los tratamientos de estimulación hormonal, con el fin de aumentar el número de ovocitos que podemos obtener.
    10. Principales indicaciones para recurrir a la donación de óvulos. La ventaja de la ovodonación es que aumenta considerablemente las posibilidades de lograr una gestación frente al uso de los propios óvulos, aunque la madre ya haya cumplido los 40. La tasa de embarazo con ovodonación gira en torno al 70% frente hasta el 30% que ofrece una FIV utilizando los propios óvulos en mujeres de edad avanzada. Por este motivo, cuando los ovarios no producen óvulos viables o los óvulos que se obtienen no reúnen la calidad suficiente como para poder ser fecundados y llevar a cabo un embarazo, será necesario recurrir a los óvulos de una donante.

¿Aún tienes más dudas o preguntas al respecto? Ponte en contacto con nosotros o visítanos sin compromiso. Te esperamos en Conceptum Fertilidad.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita