fbpx

¿Es seguro practicar sexo durante el embarazo?

El sexo es un aspecto sano de la relación afectiva que mantiene con su pareja. ¿Pero es seguro tener relaciones sexuales cuando está embarazada? Para la mayoría de las mujeres, el sexo no implica riesgos durante el embarazo. Sin embargo, te recomendamos que leas este artículo, te interesará.

Si está embarazada o está planificando un embarazo, probablemente haya encontrado gran cantidad de información sobre el sexo antes del embarazo, para lograr la gestación, y el sexo después del parto.

No obstante, sigue sin haber demasiada información acerca del sexo durante el embarazo. Tal vez esto se deba a una tendencia cultural de no asociar a las madres embarazadas con la sexualidad. Al igual que muchos futuros padres, es posible que tengas preguntas acerca de la seguridad del sexo y lo que es normal para la mayoría de las parejas. Así que, a continuación, encontrarás todo sobre la seguridad en las relaciones sexuales durante el embarazo.

¿Es seguro mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

El sexo se considera seguro en todas las etapas de un embarazo normal. Entonces, ¿qué es un «embarazo normal»? Es aquel que se considera con bajos riesgos de complicaciones, como abortos espontáneos o parto prematuro. Si no estás segura de si tu embarazo está incluido en este grupo o no, consúltalo con tu médico.

Por otra parte, que sea seguro mantener relaciones sexuales durante el embarazo no significa necesariamente que haya deseo sexual. Muchas madres embarazadas notan que su deseo de tener relaciones sexuales cambia durante algunas etapas del embarazo. Además, muchas mujeres sienten que el sexo se vuelve incómodo a medida que su cuerpo crece.

En realidad, lo que se considera normal puede variar ampliamente, pero de una cosa puede estar segura: habrá cambios en su vida sexual. La comunicación abierta será la clave para lograr una relación sexual segura y satisfactoria durante el embarazo. Hablen sobre otras maneras de satisfacer su necesidad de intimidad, como besarse, acariciarse o abrazarse.

¿Qué posiciones sexuales son mejores durante el embarazo?

Es posible que necesite experimentar con otras posturas para el sexo a fin de encontrar las que le resulten más cómodas. Por ejemplo, acostarse boca arriba (también llamada posición tradicional del misionero) después del cuarto mes de embarazo pone presión en los vasos sanguíneos principales por el peso de su bebé en crecimiento. Intente estas otras posiciones:

  • La mujer arriba. Esta posición le permite controlar el ritmo y la comodidad con mayor facilidad durante las relaciones sexuales. También puede evitarle la presión sobre el abdomen.
  • Posición de la cuchara. Recuéstese de costado con su pareja en la misma posición detrás de usted. Esta posición ayuda a disminuir la cantidad de presión que se ejerce sobre su abdomen.
  • Mujer en cuatro. Esta posición sobre manos y rodillas funciona mejor durante el primer y el segundo trimestre porque reduce la presión sobre su abdomen. A medida que se le agranda el abdomen, quizás esta posición le resulte incómoda.

Muchas mujeres descubren que pierden el deseo y la motivación para mantener relaciones sexuales en la última etapa del embarazo, no solo por su tamaño sino porque están preocupadas por el inminente parto y la emoción de ser madres.

¿Cuándo no es seguro mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

  • Si tiene sexo oral, su pareja no debe soplar en su vagina. Soplar aire puede provocarle un embolismo y poner en riesgo la vida de la madre y del bebé.
  • Protéjase de las infecciones de transmisión sexual (ITS) tales como herpes, verrugas genitales, clamidia o VIH. Si se infecta, puede transmitir la enfermedad a su bebé y los resultados podrían ser peligrosos. Especialmente con parejas sexuales con antecedentes desconocidos.
  • Los especialistas también pueden recomendar evitar el sexo anal durante el embarazo.

Además, en algunos casos también se puede recomendar no tener relaciones sexuales. Algunos antecedentes a modo de ejemplo son: antecedentes de aborto espontáneo, parto prematuro o señales que indican un riesgo de parto prematuro, sangrado, flujo o calambres vaginales sin explicación, pérdida de líquido amniótico, insuficiencia del cuello del útero, o gestación múltiple (mellizos, trillizos, etc.).

Esperamos haberte resuelto todas tus dudas acerca del sexo durante la gestación. ¿Tienes más? Contáctanos sin compromiso, queremos ayudarte.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita