fbpx

Ácido Fólico: por qué debes tomarlo en el embarazo

Es imprescindible controlar los niveles de ácido fólico antes y durante el embarazo para prevenir malformaciones en el tubo neural del bebé. ¿Cuándo es importante tomar ácido fólico y cómo de importante es? Te lo explicamos a continuación.

 

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una forma artificial del folato, una vitamina del grupo B (B9). Lo necesitan todas las personas ya que protege las células, previene un tipo concreto de anemia y ayuda a controlar la hipertensión. Además, es parte importante de la formación del sistema nervioso. Esta vitamina es necesaria para la división y el crecimiento celular. Es por ese motivo que es tan importante en el embarazo.

 

Ácido fólico en la preconcepción y embarazo

Es importante la suplementación con ácido fólico ya que la mayoría de las mujeres españolas en edad fértil no ingieren las cantidades suficientes de éste. Por todo ello, las mujeres que saben que desean quedarse embarazadas, deben consultar al ginecólogo sobre los suplementos de ácido fólico. Se recomienda una suplementación de 0,4 mg de ácido fólico cada día durante un mes antes del inicio del embarazo.

Esta cantidad diaria, es suficiente para prevenir malformaciones del tubo neural, como la espina bífida o el labio leporino, que suelen producirse durante los 28 primeros días del embarazo.

En los casos de embarazos de riesgo, es decir, si la mujer ha tenido hijos anteriormente con espina bífida o si, por ejemplo, hay antecedentes de malformaciones del tubo neural en la familia o no se metaboliza correctamente el ácido fólico, se recomienda una toma de 5 mg al día. Además del suplemento, se recomienda que todas las embarazadas lleven una dieta rica en alimentos con aporte en ácido fólico.

La ingesta de ácido fólico conjuntamente con complejos multivitamínicos durante toda la gestación, reduce la incidencia de malformaciones cardiacas, urinarias u oro-faciales.

 

Fuentes naturales de ácido fólico

Se recomienda una ingesta diaria de 400 µg al día de folato para todos los adultos. Las mujeres embarazadas deberán, además, tomar suplementos de ácido fólico.

Es importante saber que el folato se encuentra de manera natural en algunos alimentos cuotidianos. El inclusión e ingesta de dichos alimentos en nuestra dieta diaria es altamente recomendable en la edad adulta. A continuación, adjuntamos un breve listado de alimentos ricos en folato:

  • Vegetales de color verde oscuro: espinacas, brócoli, rúcula, endibias o berros.
  • Legumbres: judías, las habichuelas, los guisantes o soja.
  • Verduras: espárragos, puerros o alcachofas.
  • Frutas, especialmente plátano, melón, aguacate y naranja.
  • Pan y pasta enriquecidos.
  • Frutos secos: nuez, avellana, castaña y almendra.

 

Efectos del déficit de ácido fólico

Como ya hemos dicho, un déficit de ácido fólico puede causar defectos en el desarrollo del tubo neural. Las consecuencias derivadas más comunes son las siguientes:

  • Espina bífida oculta, que es el menos grave y no suele presentar complicaciones.
  • Meningocele. Es una hernia de las meninges, que se produce en los tejidos musculares y fibrosos.
  • Mielomeningocele. El conducto vertebral está abierto, dejando expuestos los nervios y los tejidos. Las membranas y las médulas sobresalen formando un saco.

 

En resumen, el ácido Fólico es una ayuda indispensable antes y durante el embarazo. En #ConceptumFertilidad somos expertos en el tema, por lo que si necesitas resolver cualquier duda al respecto pide cita y estaremos encantados de ayudarte. 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita