fbpx

Preservación de la fertilidad. Todo lo que tienes que saber.

¿Quieres ser padre o madre, pero ahora no es el momento? Si te encuentras en esta situación y no sabes cuándo será el mejor momento para tener a tu bebé, puedes preservar tu capacidad de tener hijos y dar el paso más adelante. Piensa en el futuro, piensa en ti.

 

La preservación de la fertilidad es un conjunto de técnicas que permiten, tanto a los hombres como las mujeres, que deben o quieren retrasar su paternidad o maternidad, mantener la capacidad de tener hijos en el futuro mediante un tratamiento de reproducción asistida.

Las principales indicaciones para preservar la fertilidad, en función del tipo de muestra biológica, son las siguientes:

 

1. Criopreservación de semen o espermatozoides

  • Casos de factor masculino severo como oligozoospermias o criptozoospermias.
  • Pacientes VIH+ en parejas serodiscordantes. Hace falta tratar las muestras de semen para evitar una seroconversión de la mujer después de aplicar técnicas de reproducción asistida. Se criopreservan las muestras de semen hasta que la PCR da negativa.
  • Pacientes con dificultad para obtener la muestra por diferentes motivos en el momento de realizar las técnicas de reproducción asistida. Por ejemplo: disfunción eréctil, pacientes con lesión medular, etc.
  • Ubicación geográfica del paciente el día de la punción folicular, es decir, el hombre no puede estar en la clínica el día de la punción.
  • Pérdida previsible de fertilidad por tratamientos médicos gonadotóxicos: pacientes oncológicos, intervenciones quirúrgicas, u otros tratamientos potencialmente gonadotóxicos.
  • Pacientes azoospérmicos, es decir, con ausencia de espermatozoides en el eyaculado. Se puede conseguir muestra por biopsia testicular.

 

2. Criopreservación de óvulos

  • Preservación de fertilidad por tratamientos médicos: quimioterapia, radioterapia, o intervenciones quirúrgicas (endometriosis severa).
  • Preservación de fertilidad por causas no médicas: simplemente porque desean posponer su maternidad y proyecto reproductivo. Se congelan óvulos de mujeres de entre 35 – 38 años cuando aún son viables.
  • Mujeres con riesgo de menopausia precoz.
  • Pacientes de FIV que no desean transferencia embrionaria.
  • Congelación de óvulos para hacer una transferencia en diferido, en caso de que no se haya podido obtener la muestra de semen del marido. Es decir, ausencia de espermatozoides el día de la punción folicular.

 

3. Criopreservación de embriones

  • Pacientes de FIV con embriones excedentes de buena calidad tras la transferencia a D+3 y D+5.
  • Casos de contraindicación para realizar la transferencia embrionaria. Por riesgo de sufrir Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO), endometrio subóptimo, dificultad para acceder a la cavidad uterina, etc.
  • Pacientes tributarios de PGT-A para descartar aneuploidías. Los embriones se congelarán hasta obtener los resultados del diagnóstico genético.
  • Pacientes de FIV con poca respuesta a los tratamientos de estimulación ovárica. En estos casos se realizan varios ciclos de estimulación y se congelan embriones, acumulándolos para aumentar las garantías de hacer la transferencia embrionaria.
  • Preservación de la fertilidad por causa médica de algún miembro de la pareja.

 

Las técnicas de criopreservación se están perfeccionando continuamente con el fin de mejorar las tasas de supervivencia y viabilidad tras descongelación.

 

Preservación de la fertilidad femenina

Los pasos más destacables en este proceso son los siguientes:

  1. Estimulación ovárica controlada: el objetivo es conseguir la maduración de un número suficiente de ovocitos según la respuesta ovárica de cada paciente a través de la administración de medicación.
  2. Punción folicular: consiste en la extracción de los ovocitos generados en cada ovario a través de una punción vaginal guiada por ecografía. Se realiza mediante sedación para una mejor recuperación.
  3. Criopreservación de ovocitos: vitrificación de los ovocitos maduros obtenidos, ya sea de forma manual o automática.

 

Preservación de la fertilidad masculina

Los pasos más destacables en este proceso son los siguientes:

  1. Obtención de la muestra de semen: el varón deberá obtener una muestra de semen en las instalaciones del centro mediante masturbación.
  2. Congelación de la muestra de semen: la muestra será evaluada y congelada en el laboratorio de andrología en soportes que permiten la utilización de sólo una parte indispensable en caso de requerirse para un tratamiento de reproducción asistida, independientemente del tiempo que lleva congelada. En los casos donde la calidad seminal esté comprometida, el centro le recomendará realizar congelaciones sucesivas.

 

Y recuerda que sea cual sea tu caso, en Conceptum Fertilitat estamos contigo en todo momento para garantizar que puedas cumplir tu sueño de ser madre o ser padre cuando tú quieras: ponte en contacto con nosotros

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita