fbpx

Me realicé una vasectomía y quiero tener hijos: qué debo hacer

Son muchas las decisiones que tomamos en la vida. Por eso, si eres hombre y, en algún momento, has tomado la decisión de no tener más hijos y optar por un método de anticoncepción definitivo, el siguiente paso es saber en qué consiste la vasectomía o esterilización masculina.

 

La vasectomía es la técnica contraceptiva masculina más consolidada, definitiva y fiable. Y, aunque se sabe que puede ser un método reversible, es fundamental tener clara la decisión, ya que la reversibilidad requiere una intervención más complicada, y, además, no siempre se consigue al 100%.

Consiste en una intervención quirúrgica cuyo objetivo es el de cortar los conductos deferentes del varón, que son los conductos que permiten el paso de los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. Una vez realizada la operación, se comporta como una azoospermia obstructiva, es decir consigue la ausencia de espermatozoides y células espermatogénicas en el semen y la orina después de la eyaculación, debida a una obstrucción bilateral de los conductos seminales. De esta manera, los espermatozoides no pueden salir de los testículos y no se pueden expulsar con la eyaculación, por lo que ese hombre no podrá dejar embarazada a una mujer.

 

Ventajas a inconvenientes de la esterilización masculina o vasectomía:

  • En primer lugar, se trata de una intervención permanente, de carácter ambulatorio, que dura unos 15-20 minutos y se lleva a cabo bajo anestesia local, con escasos efectos secundarios y con un 99% de eficacia.
  • No obstante, hay que tener en cuenta que puede tardar de 3 a 6 meses en ser totalmente efectiva (hasta que se vacíen completamente todos los túbulos seminíferos de espermatozoides o éstos mueran), de modo que se recomienda utilizar un método anticonceptivo adicional hasta que dos seminogramas de control consecutivos den negativos. Y, finalmente, hay que tener en cuenta que este método no protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETSs).

 

Obtención de espermatozoides después de realizar la vasectomía:

Es posible que, tras tomar la decisión de someterte a dicha intervención, dentro de unos años se te despierte nuevamente el deseo de ser padre. En este caso, tienes que saber que no está todo perdido, sino que existen técnicas, a día de hoy, que permiten la recuperación de espermatozoides para lograr el embarazo tan deseado. Principalmente hablamos de dos tipos de intervenciones:

  • Recuperación de espermatozoides testiculares o biopsia testicular
  • Corrección de la vasectomía: la vasovasostomía

En primer lugar, existen varias técnicas para la realización de la biopsia testicular o recuperación de los espermatozoides testiculares. Éstas son las siguientes:

  • TESE (Testicular Sperm Extraction): extracción de espermatozoides del testículo por biopsia. Incisión en el testículo y se coge un trozo de testículo. Es la técnica más utilizada.
  • TESA (Testicular Sperm Aspiration): aspiración de espermatozoides del testículo.
  • MESE (Microsurgical Epididymal Sperm Extraction): extracción de espermatozoides del epidídimo.
  • MESA (Microsurgical Epididymal Sperm Aspiration): aspiración de espermatozoides del epidídimo.
  • Micro-TESE: biopsia testicular realizada bajo microscopio quirúrgico. Permite identificar las zonas de los túbulos seminíferos donde seguramente se encontrarán espermatozoides. Se abre el testículo de arriba abajo y con el microscopio van mirando zona por zona buscando la mayor concentración de espermatozoides.

Y, en segundo lugar, también se puede optar por la reversión o corrección de la vasectomía, también conocida como vasovasostomía. Ésta consiste en una intervención quirúrgica minuciosa que tiene como objetivo intentar recanalizar el conducto deferente que fue seccionado durante la vasectomía. Esta técnica se realiza con anestesia local y se emplea una lupa quirúrgica, ya que el conducto deferente debe ser reanastomosado de forma perfecta, uniendo los dos cabos previamente cortados.

 

Consideraciones a tener en cuenta

Mientras que en la intervención de la biopsia testicular requerirá siempre de un proceso de fecundación in vitro, para realizar una FIV-ICSI de los espermatozoides recuperados del testículo a los óvulos de la mujer, en el caso de la vasovasostomía se puede lograr el embarazo natural, siempre que la mujer no presente dificultades para concebir.

En cualquiera de los casos, hay que tener en cuenta que, a más tiempo, peores resultados. Es decir, cuanto mayor sea el intervalo entre la vasectomía y la corrección, menor será la tasa de embarazo. Por todo ello, la FIV con espermatozoides procedentes de biopsia testicular es el método más rápido y eficaz para recuperar la paternidad.

 

¿Te ha quedado alguna duda o quieres realizar tu propia consulta? Ponte en contacto con nosotros.  

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest