fbpx

La infertilidad en masculino. Causas y posibles soluciones

La infertilidad masculina contribuye a la infertilidad de pareja en el 50% de las ocasiones. Encontrarás toda lo que tienes que saber al respecto en el siguiente artículo.

La esterilidad se define como la incapacidad para lograr un embarazo después de un año de exposición regular al coito sin anticonceptivos. Se sabe que afecta al 10-15% de parejas en edad fértil. En muchos casos, cuando una pareja presenta dificultades para concebir el embarazo, se centra la mirada en la mujer más que en el hombre. No obstante, hay que tener en cuenta que la causa de dicha esterilidad se debe en un 40% de los casos únicamente al hombre, en otro 40% de los casos únicamente a la mujer, y el 20% restante tanto al hombre como a la mujer. Por este motivo, y como hay la misma probabilidad de que la esterilidad venga causada por un género u otro, es imprescindible que en caso de dificultades para concebir se realice un estudio completo en ambos miembros de la pareja. En este artículo, vamos a centrarnos en la figura del hombre, ya que suele ser la que menos información recibe en estos casos.

En el hombre la función reproductora requiere una función sexual (erección y eyaculación) y una función espermática (espermatozoides) normales.

El producto final de un eyaculado normal es un volumen medio de 3 a 4 mL de semen, que varía según el individuo y la frecuencia eyaculatoria. Más del 90% de este volumen en una eyaculación normal corresponde al líquido seminal, que procede mayoritariamente de las glándulas accesorias. Tan sólo el 10% de la suspensión representa los espermatozoides, producto de la secreción de los testículos (espermatogénesis).

Las glándulas accesorias que participan en el 90% del volumen del eyaculado son: las vesículas se-terminales (40-80%), la próstata (10-30%), la glándula de Cowper y la glándula de Littré.

En la eyaculación se distingue diferentes fracciones:

  • Fracción pre-eyaculatoria: consistencia mucosa, transparente y no presenta espermatozoides. Proviene de las glándulas de Cowper y Littré.
  • Fracción previa: es fluida y sigue sin espermatozoides. Presenta un pH ácido por la elevada concentración de fosfatasa ácida y ácido cítrico. Proviene de la próstata.
  • Fracción principal: presenta elementos líquidos y gelatinosos. Proviene del epidídimo y los con-ductos deferentes. Es la fracción que contiene los espermatozoides.
  • Fracción terminal: De consistencia gelatinosa, procede de la vesícula seminal. Tiene pH alcalino y fructosa. Presenta espermatozoides, la mayoría inmóviles.

La calidad seminal es esencial para el éxito de las TRA. Los factores que influyen en la calidad seminal son:

  • Forma de recogida de la muestra: recipiente, preservativo sin espermicida, etc.
  • Recogida de la muestra completa o parcial.
  • Función secretora de las glándulas accesorias.
  • Abstinencia sexual.
  • Tamaño testicular. Hay una gran variabilidad intraindividual en todos los factores que afectan la calidad seminal. Es decir, estos parámetros varían en función del tiempo y no es siempre igual para el mismo individuo.

Finalmente, con respecto al factor masculino y en la esterilidad del hombre, en general, está relacionada con:

  • Defectos en la producción de los espermatozoides.
  • Obstrucción de la vía seminal.
  • Imposibilidad mecánica para depositar semen en el fondo de la vagina durante el coito: impotencia eréctil y/o ausencia de eyaculación.

Según cuál es la parte afectada, las causas de la esterilidad en el hombre se clasifican en cuatro grupos:

  • Pre-testiculares.
  • Testiculares.
  • Post-testiculares.
  • Problemas de eyaculación.

Causas pre-testiculares (10%)

Las causas pre-testiculares hacen referencias a enfermedades que afectan al hipotálamo o a la hipófisis, provocando su disfunción y el déficit de hormonas gonadotropinas. A este fenómeno se le conoce como hipogonadismo hipogonadotrófico. Este déficit hormonal produce escasez en la producción de espermatozoides (oligozoospèrmia) o ausencia de producción (azoospermia). Una solución a este problema hormonal es la administración controlada de un tratamiento hormonal sustitutivo con gonadotropinas.

Causas testiculares (55%)

Las causas testiculares se deben al mal funcionamiento del testículo en la producción de espermatozoides. Sucede cuando el testículo es incapaz de responder adecuadamente a los estímulos hormonales y, como consecuencia, la producción de espermatozoides se ve afectada, dañada o reducida. Puede deberse a una gran variedad de causas:

  • Falta de descenso testicular congénita
  • Varicocele o varices testiculares
  • Síndrome de Klinefelter (enfermedad hereditaria)
  • Infección testicular o paperas
  • Golpes y traumatismos testiculares
  • Exposición excesiva al calor
  • Consumo de drogas
  • Quimioterapia y/o radioterapia
  • Enfermedades sistemáticas como insuficiencia renal o hepática.
  • En este caso, el tratamiento variará en función del origen del problema. En cualquier caso, existe una solución.

Causas post-testiculares

Las causas post-testiculares hacen referencia a problemas de obstrucción de los conductos que guían los espermatozoides hasta la salida de la uretra. Representan el segundo grupo más frecuente de causas.

Estas obstrucciones pueden ser debidas a:

  • Malformaciones congénitas.
  • Infecciones.
  • Cirugía (post-vasectomía).
  • Traumatismos. También podemos encontrar causas post-testiculares en referencia a la movilidad o función del espermatozoide. En este caso puede ser:
  • Causas congénitas, que afectan a la anatomía de los espermatozoides (por ejemplo, la cola) dificultando su movimiento. Ejemplo: Síndrome de Kartagener o discinesia ciliar.
  • Causas adquiridas, que pueden darse tras sufrir una cirugía, traumatismo o infección testicular, en los que se rompe la barrera hemato-testicular y se crean anticuerpos contra los espermatozoides, afectando a su función y su capacidad de fecundar.

Problemas de eyaculación

Los problemas de eyaculación suelen darse en hombres que sufren dolencias neurológicas como lesiones de columna, diabetes o por la toma de ciertos medicamentos. Consiste en la incapacidad de depositar el semen dentro de la vagina y, como consecuencia, la imposibilidad de lograr el embarazo. Un ejemplo es la eyaculación retrógrada o disfunción eréctil.

En Conceptum Fertilitat tenemos solución a todos estos problemas. Si aún así te ha quedado alguna duda o quieres realizar tu propia consulta, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita