fbpx

Efectos del estilo de vida y la contaminación en la salud reproductiva

En el proceso de reproducción humana, son muchas las situaciones que lo afectan. Y es que nuestra sociedad ha cambiado de hábitos y repercuten de manera importante en la fertilidad humana, fundamentalmente al retrasar la edad de la maternidad. En este artículo te contamos la relación entre el estilo de vida y las posibilidades de lograr quedarte embarazada.

 

Estas situaciones son variadas y por ello podemos citar muchos factores influyentes como el estrés físico o psicológico, toxinas ambientales como el tabaco, contaminantes, etc. Estos factores los podemos cambiar, pero también hay factores que no podemos cambiar y que tienen un gran impacto como la genética, la inmunidad y algunas enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico, etc. No obstante, en este artículo vamos a tratar algunos aspectos modificables que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida reproductiva:

 

Contaminación ambiental

La contaminación ambiental puede reducir la reserva ovárica. Los metales pesados en el aire reducen los parámetros normales del análisis espermático: reducen el número, la capacidad de motilidad y calidad de los espermatozoides. Existen muchos contaminantes ambientales en nuestra vida diaria como los bisfenoles, el ácido fólico, algunos plásticos, etc. que pueden afectar el flujo de hormonas necesarias para lograr el embarazo.

 

Edad materna

Como todos sabemos, la edad juega un papel importante en la reproducción humana, principalmente la edad materna. Actualmente, la edad media en que la madre española tiene a su primer hijo ya supera los 31 años y esta cifra aumenta progresivamente. Después de los 30 años, la probabilidad de embarazo disminuye gradualmente, y después de los 35 años, además, no solo disminuye el número de óvulos de forma drástica, sino que también aumenta el número de óvulos cromosómicamente anormales debido a una mayor edad materna. Por otra parte, la edad del padre también es muy importante porque los parámetros seminales pueden deteriorarse e incluso en los mayores de 45 años pueden provocar anomalías cromosómicas en la descendencia.

 

Peso

El peso es otro factor importante relacionado con la reproducción humana, usamos el Índice de Masa Corporal (IMC) para calcular tu peso ideal estimado. Por un lado, un IMC más bajo de lo normal causará problemas de fertilidad, ya que dará lugar a períodos menstruales irregulares que conducen al ciclo de ovulación, lo que reduce las posibilidades de embarazo. Por otro lado, un IMC superior a 30 (que se considera obeso) también puede causar problemas de fertilidad relacionados con el ciclo de ovulación, pero no solo una conduce a una menor probabilidad de embarazo, sino también a una mayor probabilidad de aborto espontáneo en el primer trimestre de embarazo. En el caso de la obesidad en los hombres, también aumentan los cambios en los parámetros espermáticos.

 

Consumo de café

En cuanto a lo que comemos, debemos promover una dieta mediterránea saludable con muchas frutas y verduras y pocos o nada de alimentos altamente procesados. En el caso del café, se ha observado que el consumo moderado de cafeína (1-2 tazas de café al día) no afecta negativamente a la fertilidad ni al embarazo.

 

Tabaco

Un consumo controlado no se asocia con problemas de fertilidad, aunque se sabe que el vínculo entre el alcohol y el tabaco disminuye la calidad de la información. Cuando se trata de cigarrillos, muchos estudios muestran que las mujeres que fuman o incluso fuman pasivamente tienen menos probabilidades de quedar embarazadas de forma natural o incluso a través de las técnicas de reproducción asistida. También es bien sabido que fumar desencadena un mayor número de abortos entre las mujeres embarazadas y, además, reduce significativamente la calidad del semen.
Estrés

 

El estrés, tanto externo (ambiental) como interno (salud, emocional), puede afectar la fertilidad de una mujer. En situaciones de estrés, dormir 8 horas es importante, porque las reducciones crónicas en la duración y la calidad del sueño pueden alterar el eje hipotalámico-pituitario, que es importante para la espermatogénesis y el funcionamiento normal de los ovarios.

 

¿Has podido aclarar tus dudas sobre la importancia de la función reproductiva y el estilo de vida? En caso de dudas, puedes contactar con nuestro equipo de especialistas en fertilidad y te ayudará. ¡Te esperamos, un abrazo!

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita