fbpx

Criterios de clasificación de embriones en estadio de Blastocisto

El cultivo largo de embriones en el laboratorio hasta el estadio de blastocisto permite una mejor selección del embrión o los embriones que vamos a transferir y/o congelar. ¿Pero en qué se basan los embriólogos a la hora de valorar los embriones en estadio de blastocisto? ¿Qué hace de un embrión mejor que otro? Descúbrelo en este artículo.

 

Un embrión pasa a denominarse blastocisto cuando éste ha pasado de ser una mórula compacta a tener una cavidad interna (blastocele) y dos grupos celulares bien diferenciados: la masa celular interna (MCI), que dará lugar al futuro bebé, y el trofectodermo, que originará las estructuras extraembrionarias que formarán la placenta. La formación del blastocisto, que ocurre 5-6 días después de la fecundación, es imprescindible para que pueda ocurrir la implantación del embrión en el útero. La importancia del cultivo de embriones hasta la etapa de blastocisto es que permite que las tasas de embarazo aumenten un 15-20% con respeto a la transferencia en día 3, ya que de aquellos embriones que consiguen llegar hasta blastocisto aproximadamente el 50% consiguen implantar.

 

Criterios de clasificación de embriones en estadio de blastocisto

Al igual que para los embriones tempranos, la calidad de los blastocistos se determina por su aspecto morfológico y evolución del desarrollo embrionario. Para poder decidir qué embriones son óptimos para la transferencia éstos se dividen en distintas categorías.

La clasificación completa del blastocisto se realiza en función de los siguientes parámetros morfológicos:

  • Grado de expansión del blastocisto y grosor de la zona pelúcida
  • Tamaño, forma y compactación de la masa celular interna
  • Estructura y número de células del trofectodermo

 

Expansión del blastocisto

El blastocisto debe expandirse para salir de la zona pelúcida y poder implantar en el útero, por lo que el blastocele debe acabar ocupando la mayor parte del volumen embrionario.

El grado de expansión de un blastocisto se valora asignando números del 1 al 6. Así, podemos encontrar:

  • Blastocisto iniciando cavitación (1), se empieza a ver el inicio de la formación del blastocele.
  • Blastocisto temprano (2 o BT), en el que comienza a distinguirse el blastocele.
  • Blastocisto cavitado (3 o BC), en el que el blastocele ya está formado.
  • Blastocisto expandido (4 o BE), que presenta una zona pelúcida delgada y un mayor tamaño.
  • Blastocisto iniciando eclosión (5 o B «hatching»), donde se puede distinguir cómo una pequeña parte comienza a salir de la zona pelúcida.
  • Blastocisto eclosionado (6 o B «hatched»), que ya ha dejado atrás la zona pelúcida.

 

Estructura de la masa celular interna (MCI)

Se trata de un parámetro de gran importancia, ya que la masa celular interna va a dar lugar a las capas embrionarias a partir de las cuales se van a formar todos los órganos del bebé. Se pueden diferenciar 4 categorías embrionarias (A, B, C y D) según la morfología de la MCI.

  • Para poder asignar las categorías A o B, que indican una buena calidad, esta estructura debe tener un grupo numeroso de células, forma ovalada y estar compacta.
  • Si esto no se cumple o tiene presencia de fragmentos celulares y de vacuolas se asignaría una categoría más baja (categorías C o D), dependiendo de si se acompaña con algún signo de degeneración.

 

Aspecto del trofectodermo

Se diferencian también 4 categorías embrionarias (A, B, C y D) según la morfología del trofectodermo. En base al número de células, la forma y el grado de cohesión se clasificará en:

  • Calidad A: homogéneo, cohesionado y con muchas células.
  • Calidad B: homogéneo, pero con menos células.
  • Calidad C: pocas células.
  • Calidad D: presenta signos de degeneración.

La calidad del trofectodermo es directamente proporcional a la probabilidad y capacidad de implantación del embrión al útero materno.

 

Clasificación global del blastocisto (número y 2 letras): el número hace referencia al grado de expansión del blastocisto, la primera letra a la calidad de la masa celular interna y la segunda a la del trofectodermo. Por ejemplo: 3AA, 4BB, 5BC, 3CB…

 

La embriología es maravillosa. Si tienes más dudas puedes contactar desde nuestra página Web o preguntarnos por nuestras redes sociales. 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita