Diagnóstico y tratamiento de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad persistente para mantener una erección lo suficientemente rígida y aceptable como para realizar relaciones sexuales y obtener satisfacción en la respuesta sexual.

Es un proceso muy frecuente. A pesar de que se la asocia con la edad, la disfunción eréctil no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

Los factores de riesgo incluyen enfermedades crónicas, traumatismo y cirugía pélvica, algunos medicamentos y el abuso del tabaco y el alcohol.

La prevalencia de la disfunción eréctil en España es de un 19% (entre 25 y 70 años). Hay, por lo tanto, más de 2 millones de hombres afectados.