fbpx

¿Sabes qué es el squirting? Lo que nadie te ha contado.

Seguramente has oído hablar del squirto del squirting. Bien sea porque sigues algunos foros de sexualidad en redes o, simplemente, te gusta ojear las revistas femeninas. A este término comúnmente se le confunde con la eyaculación femenina, aunque no tenga nada que ver. Y tú, ¿sabes cuáles son las diferencias o como experimentarlo? Te lo contamos.

 

Sea cuál sea el medio por el que has descubierto el famoso término, seguro que te gustaría llegar a tener un squirtingo conseguir que la persona con la que tienes relaciones sexuales llegue a experimentar esta sensación. Y es que, aunque todas las personas con vagina están potencialmente preparadas para conseguirlo, no siempre resulta tan fácil. Pues bien, hoy aquí te vamos a explicar en qué consiste y te vamos a dar unos cuantos consejos para conseguir el squirting.

 

Squirting y eyaculación femenina

El squirtinghace referencia a la eyección de un líquido transparente e inodoro que algunas mujeres pueden expulsar durante la excitación sexual, justo en el momento del orgasmo o bien un poco antes. Se considera algo positivo, ya que se asocia al placer, pero hay muchas mujeres que no lo han experimentado nunca. Por otra parte, a menudo se suele confundir el squirtingcon la eyaculación femenina (o, mejor dicho, vaginal), pero NO son lo mismodebido a que los órganos y los mecanismos que los producen son diferentes.

Toda esta confusión y, en general, la falta de información que tenemos sobre este tema se debe a que se ha investigado poco sobre los fluidos corporales que segregan las mujeres durante la actividad sexual y tampoco es algo que se suela comentar. Sin embargo, conocer qué mecanismos los desencadenan puede ayudarnos a conocer mejor nuestro propio cuerpo y a disfrutar más de nuestra sexualidad.

En general, la eyaculación vaginales la más común. En el momento del orgasmo, las mujeres que liberan una especie de líquido blanquecino que puede llegar a confundirse con la lubricación procedente de la excitación sexual. Este fluido blanquecino también puede ser expulsado con la orina, a través de la uretra, después del encuentro sexual. Las responsables de la eyaculación son las glándulas Skene, estas glándulas se localizan a ambos lados de la uretra y por ello también se denominan glándulas uretrales o parauretrales, y la cantidad de líquido que se segregue durante el orgasmo dependerá del tamaño de las mismas.

Mientras que, el squirtingconsiste en la expulsión por la uretra de un chorro de líquido transparente, que sale de la vejiga y está compuesto básicamente por una mezcla entre urea y otros componentes parecidos a los de la orina, pero a diferencia de esta, no huele y es transparente, como el agua. Es una respuesta natural que genera nuestro cuerpo a la estimulación del clítoris o del área clítoris-vagina-uretra de forma conjunta.

 

¿Cómo se consigue? 

El squirting, al igual que la eyaculación femenina, puede producirse antes o durante el orgasmo. Es un acto que se desencadena de forma involuntaria como respuesta a la excitación sexual, pero, a diferencia de la eyaculación femenina, es un mecanismo que solo experimentan entre un 15 y un 55% de las mujeres. Por ello, si nunca lo has experimentado, no te preocupes porque eso no quiere decir que tengas una disfunción sexual, ni que tus orgasmos sean menos placenteros. De todos modos, aquí te dejamos unos consejospara que lograr el squirtingsea más efectivo:

  • Relájate: primero de todo debes estar convencido/a de que lo quieres hacer así que, relaja tu mente y déjate llevar. Procura disfrutar con cada estimulación.
  • Disfruta de toda la experiencia: y es que, a veces, estar demasiado enfocados/das en lograr el squirtnos puede privar de pasarlo bien y alejar nuestra meta cada vez más.
  • Lubrícate: eso aumenta la sensibilidad de la zona G y lo hace más fácil.
  • Estimula: no importa cómo lo haces, sino que cuando estimules tu zona G debes ir probando, cambiando el ritmo y la forma de estimular.
  • ¡No te olvides del clítoris!El squirtingrequiere un trabajo en equipo entre la zona G y el clítoris, así que, mientras estimulas uno, no te olvides del otro.
  • No te alarmes si sientes ganas de orinar: si buscas conseguir el squirtinges una sensación que seguro sentirás. Esto te servirá como pista para saber qué vas por buen camino.
  • Prueba diferentes posturas: algunas permiten una mayor estimulación de la zona G y, por tanto, una mayor facilidad para conseguir el squirt.

 

Esperamos que todas estas recomendaciones te sean útiles para saber por dónde empezar así que… ¡manos a la obra y a explorar! Si tienes más preguntas no dudes en contactarnos

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita