Fertilización in vitro (FIV)

La fertilización in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida mediante la cual la unión de los gametos femeninos y masculinos tiene lugar en el laboratorio.

Los embriones resultantes se transfieren al útero materno.

El proceso comienza con una fase de freno ovárico, para luego proceder a la estimulación de los ovarios.

Se realizan controles exhaustivos a través de ecografía transvaginal y evaluación periódica del estradiol en sangre.

Cuando los folículos están maduros, la punción-succión se realiza para obtener los óvulos que se incuban con los espermatozoides.

A las 24 horas se valora la existencia de signos de fertilización.

Si el número de embriones es superior a tres, procedemos a congelar aquellos que no han sido transferidos.

Estos pueden descongelarse y transferirse a ciclos posteriores.