fbpx

10 consejos sobre cómo vestir a tu bebé en primavera

Cuando tenemos hijos tenemos que estar preparados para todo lo que venga y adaptarnos a sus estilos de vida de la mejor manera posible. Los cambios de estaciones conllevan cambios en la alimentación, al tipo de ropa, calzado y todos los cuidados. En este artículo encontrarás algunos consejos para vestir a tu bebé en primavera.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la temperatura corporal de los bebés es un factor importante que debemos vigilar en cualquier época del año, dado que cuando son muy pequeños su cuerpo no regula bien la temperatura. Todo papá o toda mamá tiene que anticiparse a cualquier cambio, especialmente en una estación intermedia como la primavera o el otoño, donde podemos disfrutar de un día cálido y la temperatura puede bajar drásticamente en cuestión de minutos. Aunque esto variará dependiendo de tu ciudad del mundo, los cuidados y regulaciones son los mismos.

Te dejamos las 10 recomendaciones para vestir a tu bebé en primavera:

  1. Las capas siguen siendo tu mejor opción. En este caso se trata más de llevar ropa fresca debajo y un suéter más grueso en tu mochila por si estás fuera y empieza a hacer frío de camino a casa.
  2. El algodón y la lana son adecuados para esta temporada. el algodón resulta ser lo suficientemente fresco para los días calurosos y ante cualquier eventualidad, bastará con una capa adicional de este material para calmar el frío que no resulta ser tan fuerte como en pleno invierno.
  3. A principios de primavera, dependiendo del clima de tu ciudad, lo mejor es seguir usando pantalones de manga larga, aunque más frescos que los de invierno.
  4. Por el contrario, cuando el sol es más intenso y caluroso, no hay problema para que el bebé lleve bermudas o manga corta, y eso sí, lleva siempre gorro y crema solar de bebé para su protección.
  5. Los gorros y sombreros son ideales para esta época. Evita las viseras que sólo protegen la cara. Es mejor que cubra toda su cabecita, recuerda que su piel es muy sensible y los rayos del sol pueden ser inclementes en esta época del año.
  6. Lleva siempre contigo un abrigo al menos durante los primeros meses de la primavera por si hace frío, aunque sea un poco, ten en cuenta que la temperatura corporal de tu bebé es diferente a la tuya y puede ser más sensible al frío o al calor. Puedes llevarlo al maletero del coche. No te molestará y tu bebé estará siempre protegido.
  7. Las noches de primavera siguen siendo frías, especialmente para los bebés. Los bodies que cubren y recogen bien todo el cuerpo son ideales para estos meses. Actúan como barrera entre la temperatura ambiente y la piel sensible del bebé.
  8. Prevé la temperatura que se supone habrá durante el día, pero también el lugar y la hora a la que saldrás, si el sitio es al aire libre necesitarás zapatos cerrados y dependiendo de la hora tendrás que llevar más o menos ropa. Las capas finas lo harán sentir más ligero, prescinde de las telas gruesas del invierno.
  9. Aparte de la ropa adecuada, en esta época del año debes prestar atención a los rayos del sol, que nunca son 100% favorecedores. Nunca olvides proteger la piel de tu bebé con productos adecuados a su edad. Tampoco expongas su piel a tanto sol por lo que las mangas cortas resérvalas para días específicos y estancias muy cortas.
  10. Esta es la época donde tu mochila deberá estar repleta, entre chaquetas, pañales, mamaderas y, por su puesto, nunca olvides una buena mantita que te puede sacar de apuros ante cualquier cambio brusco del clima.

Así que ya sabéis, aunque va llegando el calor y las prendas más finas y llenas de color, es importante tener cuidado con los cambios de temperatura típicos de la primavera y vestir al peque adecuadamente. ¿Ya tienes algún look pensado?

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita