fbpx

Menopausia Precoz: síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Sofocos, insomnio, irritabilidad, cambios de humor, aumento de peso… son todas palabras non gratas porque auguran la llegada de la tan temida menopausia. Descubre en este artículo todo lo que tienes que saber acerca de la menopausia prematura.

 

Primero de todo conviene recordar, que, pese a lo desagradables que prometen ser los síntomas, esta es una fase natural del cuerpo femenino, que indica el cese de la función del ovario. La edad media de la menopausia se marca en los 51 años, por lo que lo normal es que ocurra entre los 45 y 55 años. Sin embargo, en un 1% de las mujeres el ovario deja de funcionar antes de los 40. Como este cese ocurre antes de lo previsto, ya no se trata de una etapa propia y natural de la mujer, sino de una alteración conocida como menopausia precoz.

 

Síntomas de la menopausia precoz

Por recomendación de la Sociedad Española de Fertilidad, los médicos prefieren hablar de fallo ovárico precoz (FOP) o insuficiencia ovárica precoz (IOP), para distinguir la patología de la menopausia que ocurre naturalmente. Sin embargo, sus síntomas son muy similares y de ellos hemos oído hablar tantas veces: sofocos, dolores de cabeza, sudores nocturnos, alteraciones del sueño, taquicardias, irritabilidad, sequedad vaginal y cutánea, disminución del deseo y dolor en las relaciones sexuales, acumulación de grasa… Aunque, por supuesto, la primera señal que da la voz de alarma es la desaparición de la menstruación a temprana edad(incluso antes de los 30 años).

 

Causas de la menopausia precoz

Si bien nacemos con un número de óvulos determinado (entre 300.000 y 400.000), a partir de la pubertad y con cada menstruación, los vamos liberando y perdiendo, hasta que esta reserva se acaba en la época menopáusica. En mujeres con menopausia precoz o FOP, esta reserva empieza siendo reducida, por lo que se termina mucho antes.

La gran diferencia entre menopausia y FOP son las causas. En la mayoría de los casos, el origen del FOP es idiopático, es decir, desconocido. Otras causas son más evidentes son los tratamientos oncológicos (quimio o radioterapia), una cirugía o extirpación del ovario o las enfermedades autoinmunes. También podría haber un componente genético.

 

Por lo tanto, si hay antecedentes familiares de menopausia precoz, es aconsejable examinar la reserva ovárica (número de óvulos). Una buena edad para hacerlo es a partir de los 25 años, a través de analíticas y revisiones ginecológicas.

 

Consecuencias de la menopausia precoz

Las principales funciones del ovario son: la liberación de óvulos y la secreción de hormonas, como los estrógenos. Por esta razón, cuando el ovario deja de funcionar, se planteará, entonces, una insuficiencia de óvulos y de estrógenos. Entonces, una primera consecuencia del FOP es la infertilidad. Conviene saber que probablemente la mujer con FOP no podrá tener hijos con sus óvulos. De hecho, el porcentaje de embarazos espontáneos es de solo el 5%.

La segunda consecuencia del FOP es que aumentan otros riesgos. Esta vez relacionados con la falta de estrógenos, las hormonas que, además de permitir que la mujer sea fértil, mantienen la masa ósea y la salud cardiovascular. También mejoran la función cognitiva (memoria), la secreción de las mucosas, el estado de la piel y el pelo… De esta manera, un déficit de estrógenos puede perjudicar la salud de huesos, corazón, tiroides, producción de otras hormonas, etc. Por eso, es tan importante tratar este trastorno, incluso si no se tiene intención de tener hijos.

 

Soluciones y tratamiento de la menopausia precoz

El tratamiento habitual son anticonceptivos orales o terapia hormonal. Se sustituyen las hormonas que los ovarios deberían producir para evitar las consecuencias a corto y largo plazo. No es que el ovario vuelva a funcionar ni a tener óvulos. Así pues, si se desea el embarazo, se debe acudir a un tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

Si la mujer con menopausia prematura no desea un embarazo, se le puede administrar uno de los tratamientos siguientes: (A) Píldoras anticonceptivasque contienen estrógenos y un progestágeno (anticonceptivos orales combinados);(B) Terapia hormonalque contiene una dosis más alta de estrógenos, tomada todos los días, y un progestágeno o progesterona, tomada durante de 12 a 14 días cada mes (terapia hormonal cíclica).

 

El tratamiento para la menopausia es principalmente hormonal y te permitirá conservar una buena calidad de vida. Si notas alguno de estos síntomas y te preocupa, no te lo pienses y pide hora. Estaremos encantados de asesorarte y de ayudarte.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

¡Bienvenida a la vida!

Tu oportunidad de ser madre.

Solicitud de 1ª Visita Informativa Gratuita