Vasectomía

Consiste en la sección de ambos conductos deferentes a nivel de sus partes verticales en su recorrido intraescrotal.

Es una técnica fácil de realizar, de forma ambulatoria, bajo anestesia local y ofrece una seguridad anticonceptiva del 100% transcurridos unos 3 meses y una vez se ha demostrado la falta de espematozoide en la eyaculación.

Prácticamente no tiene complicaciones. No afecta la función sexual ni el volumen de eyaculación.

En nuestro centro realizamos la vasectomía percutánea que sólo necesita una punción mínima en la piel del escroto, a través del cual se extraen los dos conductos deferentes.

No suele necesitaa ninguna sutura porque la contracción de la piel produce una correcta cicatrización.

La vasectomía tiene muchas posibilidades de ser reversible mediante técnicas de microcirugía (vasovasostomía).

Los testículos no dejan de producir espermatozoides. En caso de querer volver a ser fértil, se puede ofrecer la recanalización de los conductos deferentes o la microaspiración de espermatozoides para utilizarlos en técnicas de reproducción asistida.

Vasovasotomía

Aproximadamente el 2-4% de los hombres que han practicado una vasectomía solicitan la posibilidad de recuperar la fertilidad.

Las razones fundamentales son el cambio de pareja, la muerte de niños y los cambios económico-sociales dentro de la misma pareja.

La vasovasostomía también está indicada en la obstrucción deferente de causa congénita, infecciosa, traumática o iatrogénica (cirugía inguinal y escrotal).

Desde el advenimiento de la ICSI, hay muchos hombres que prefieren la recuperación de espermatozoides para que puedan ser usados in vitro.

Sin embargo, no hay que olvidar que la vasovasostomía tiene muy buenos resultados, cerca de un 100%de éxitos en cuanto a la presencia de espermatozoides en la eyaculación y entre un 60% y un 80% de gestaciones.

La vasovasostomía se realiza bajo anestesia local, mediante técnica microquirúrgica y la anastomosis en dos planos según la técnica Silber.