Adopción de embriones

Adoptar es acoger y amar como propio el hijo de otros padres que no han podido.

La adopción de embriones se recibe por medio de un tratamiento de reproducción asistida de los embriones que han sido donados por sus padres biológicos.

Esta experiencia nos permite vivir la maternidad, el embarazo y el parto.

Los embriones provienen de parejas sanas que en ese momento congelaron embriones para tener éxito en el tratamiento de la fertilización in vitro y que ya no quieren tener más hijos.